Una serie de elementos naturales se reparten en toda la extensión de terreno que conforma a la Hacienda la Calceta.
Cascadas, miradores, montañas y caminos.
Difícilmente nuestros huéspedes pueden dejar de visitar los incomparables lugares que la naturaleza guarda para ellos a lo largo y ancho de nuestra hacienda.

El Pozo de los Niņos

El “Pozo de los niños” está a unos 15 minutos caminando por un sendero sin ninguna dificultad. Es llamado así por su poca profundidad, sentarse debajo de la pequeña caída de agua mientras le masajea la espalda es energizante y le reconfortará el cuerpo y el alma. Si desea instalarse allí porque su propósito es disfrutar con los muchachos, lo pueden hacer tranquilamente, el lugar posee un área perfecta para ello.

La Cascada

¿Quiere continuar conociendo la zona? A unos diez minutos, por un camino de mayor dificultad, porque tiene una que otra subida fuerte que le entrecortará la respiración, se halla la cascada de la Mariposa Azul. No se amilane, que la energía del lugar y la ganas de descubrir lo desconocido lo impulsará para llegar al destino final. Cuando vea esta caída de agua se habrá dado cuenta de que el esfuerzo físico ha valido la pena.

La catarata no es muy alta y el agua cae como un velo blanco por el medio de la roca, formando en la parte baja un pozo, con una arena suave, similar a la de la playa, sirve para hacerse una exfoliación en la piel, lo que hará renovarse y llegar como nuevo a la ciudad, con una piel suave, las células regeneradas y por supuesto con más vitalidad.

Recuerde llevarse un repelente de insectos, protector solar, hidratación y sobre todo ganas de pasarla bien.

En este lugar podrá observar la mariposa azul y la mariposa de la Virgen de Coromoto, como se le conoce en la zona.

Vayamos al Mirador

Excursión a la zona montañosa los guías de la hacienda lo llevarán hasta el mirador, este recorrido se hace en dos partes. La primera, en un rústico hasta una parte del camino y luego tendrá que caminar para subir el cerro como por unos 25 minutos aproximadamente hasta alcanzar la cima, donde la vista es espectacular. Se puede apreciar gran parte de la belleza de los Valles Altos, de la zona de Chirgua, Canoabo y Aguirre.

En este lugar puede pasar un atardecer fuera de serie con el verdor de la naturaleza y el escándalo de las aves, que buscan anidarse para pasar la noche.



Placer al natural

Puede continuar el disfrute por los alrededores de la casona que tiene varias caminerías o descansar en la piscina con dimensión semi-olímpica, la cual es surtida con agua del río que atraviesa la hacienda. Al lado hay un caney que es utilizado para eventos especiales y del otro lado unas mesas de ping pong. Pero si desea ejercitarse un poco más, en la posada hay canchas de voleibol, fútbol, bolas criollas y basquetbol.

Paseos a caballo

Si es atrevido y le gusta pasear a caballo, aproveche esta oportunidad y mande a ensillar uno para recorrer, con la persona que usted desee, las áreas verdes de La hacienda. Aproveche y acuéstese debajo de los inmensos árboles o siéntese a leer un buen libro y gozar de la placidez de este lugar.





Hermoso colorido de flores

En La Calceta hay un vivero donde se cultivan flores exóticas, especies como la alpinia, aves del paraíso, heliconias, micrófono, bastón del emperador, anturio y calas con las cuales decoramos las habitaciones y las áreas comunes de la casa.

Darse un paseo por allí es muy grato por la variedad de colores que adornan esta parte de la hacienda.

También podrá ver árboles frutales como mangos, mandarinas y naranjas.

Si desea llevarse algún ramo, sólo anúncielo a sus anfitriones para que antes de retirarse del lugar ya les tengan listas sus flores para decorar el hogar.

Contamos con un huerto donde, de manera orgánica, se cultiva parte de los productos que se consumen dentro del restaurante.

En el huerto del chef tenemos cilantro, perejil, romero, albahaca, hierba buena y otras especies que son utilizadas por el chef para ponerle un toque especial a todas las comidas.

A la hora de comer, los visitantes tendrán el placer de degustar la comida criolla del chef, desde nuestro pabellón criollo hasta una carne en vara y en platos internacionales el chef se esmera según los vegetales que tengamos en el huerto.

Comer en el restaurante de este lugar es muy grato, pues al fondo escuchará una música muy suave mientras saborea una delicia, como el pollo a la parmesana que recomendamos.



 


Bienvenidos
| La Hacienda | Habitaciones | Actividades | Eventos | Galeria | Contacto

Final calle Paez, sector Las Calcetas, El Rincón
Bejuma Estado Carabobo, Venezuela

Teléfonos: (0249) 414.55.62 - (0414) 125.30.55

www.posadalacalceta.com

Todos los Derechos Reservados © 2008 - 2011

diseñado por Diseño Web - Grupo Intercenter C.A.  Posicionamiento en Buscadores